Sabemos que es imprescindible contar con un buen servicio de seguridad privada para mantener a salvo un fraccionamiento residencial o un conjunto habitacional. Sin embargo, es importante que tanto residentes como el personal a cargo de esta tarea siga ciertas recomendaciones para reducir riesgos.

Aunque un fraccionamiento cuente con control de acceso, plumas, caseta de vigilancia, CCTV y demás elementos, el lugar no está exento de vulnerabilidades. A continuación, compartiremos contigo algunos tips para preservar la seguridad residencial.

Es muy valioso que los condóminos y representantes del fraccionamiento formen un comité para esta tarea. De esta forma, será más fácil llevar un control organizado sobre las actividades y situaciones que suceden al interior.

Además de un buen equipo de CCTV, se recomienda instalar sistemas de alarma para alertar a todos los residentes sobre alguna situación y/o emergencia. Esto aumentará la capacidad de respuesta de todas las personas.

No solo bastará con tener guardias de seguridad, es muy bueno que se organice algún equipo conformado por vecinos de forma anónima para vigilar el fraccionamiento y así, pueda alertar a los demás ante cualquier anomalía.

Por supuesto, la seguridad es responsabilidad de cada uno de nosotros. Como individuos, debemos prevenirnos ante cualquier amenaza; en este caso, es aconsejable que tu hogar cuente con diversos equipos de seguridad, como cámaras de video y alarmas.


¡Contáctanos! En SPI Seguridad Privada nos especializamos en brindar servicios profesionales a los precios más competitivos.