Cuando de proteger tus bienes y seres queridos se trata, nada sale sobrando. Es por eso que, a continuación, compartimos algunas ventajas para apoyar el servicio de seguridad privada, con tecnología como cámaras y alarmas.


Cámaras de seguridad

Son sin duda un elemento fundamental para la supervisión y seguimiento del espacio, de las cuales podemos obtener pruebas grabadas.

Además, son ideales por su vistosidad, es decir, es fácil identificar cuando una casa cuenta con un sistema de circuito cerrado que se encuentra permanentemente vigilante hasta durante la noche con su tecnología de visión nocturna. Incluso actualmente se cuentan con aquellas que alarman ante movimientos inusuales gracias a sus sensores.

Estudios han demostrado que la sensación de vigilancia pone en un estado mental vulnerable a los ladrones y criminales, lo que disminuye o evita su ingreso si estas pueden ser visibles desde el exterior de la casa, dando un mensaje subliminal a quienes puedan estar vigilando.


Alarmas

También se pueden obtener otros servicios complementarios como alarmas
y cercas perimetrales de acuerdo con la extensión del terreno y ubicación, las cuales no solo son de utilidad instantánea, sino que pueden darle el mensaje a un ladrón o criminal de que esa casa está adecuadamente equipada.

Los sistemas de alarmas se han convertido en un mecanismo de protección y prevención ante momentos de violación a la seguridad provenientes de los delincuentes, siendo amenazas activas las viviendas sin ningún tipo de protección, los objetos de valor y en algunos casos, nuestras familias.

Para una mejor asesoría, contacta a nuestros expertos. En SPI Seguridad Privada estamos comprometidos con tu integridad.